Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Pide tu Personaje de la Historia
Sáb Mar 01, 2014 12:41 pm por Alexa Do Baker

» #Registro de Avatar
Vie Feb 07, 2014 7:06 pm por Alexa Do Baker

» Tablo Jang
Dom Nov 03, 2013 8:13 pm por Tablo Jang

» Aviso de Code Geass: Endless Dark
Mar Dic 11, 2012 5:13 pm por Invitado

» Norwich (Recien abierto) {NORMAL}
Vie Sep 21, 2012 5:29 pm por Invitado

» Lancer University {elite
Jue Jun 28, 2012 8:22 am por Invitado

» Burlesque: A Secret Life {Afiliacion Elite}
Sáb Jun 23, 2012 2:00 pm por Invitado

» † Relaciones de Tebaldo †
Miér Jun 20, 2012 8:12 pm por Daiana Andrea

» Dangerous Games +18 Afiliación Normal
Sáb Jun 02, 2012 1:27 pm por Invitado

Licencia
MyFreeCopyright.com Registered & Protected
Foro sin fin de lucro. Todo al respecto de la trama y los personajes cannon son adaptaciones de la serie original Romio × Jurietto, un anime basado en la obra clásica de William Shakespeare, Romeo y Julieta, creado por COM de la editorial Kadokawa Shoten. Los personajes inventados pertenecen enteramente a sus usuarios. Edición gráfica por Julieta y Cordelia Capuleto, Benvolio y Tebaldo Montesco; skin actual por Benvolio Montesco y *Dreaming Away*. Todos los derechos reservados a sus respectivos autores.

~La Bola Rosa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~La Bola Rosa

Mensaje por NeoVerona Phantom el Vie Feb 17, 2012 8:51 pm



Sean Bienvenidos a la Bola Rosa, celebrada cada año por la noble casa de los Montesco en la casa del Gran Duque en NeoVerona.



Una docena de Guardias asestados a ambos lados de la enorme escalinata que conduce a la puerta principal, donde varios lacayos hacen entrega de una bella y floreciente rosa roja a las Damas, símbolo de la familia Montesco.
Todos los invitados visten elegantemente y las damas llevan un hermoso antifaz a juego con sus gloriosos vestidos de multiples colores, para hacer así un tanto más entretenida la velada, además de que es una tradición que estas se cubran parte de su rostro con dicho antifaz.



Una vez adentro, en los salones de recepciones y bailes, todo esta bellamente decorado con esculturas valiosisimas y con enormes jarrones repletos de flores de todos los colores y especies, siendo el sutil aroma de las rosas las que más predomina en los recintos.
La suave musica de la orquesta te relaja y te llena todo el ser, sin poder recistirse el impulso de bailar con tu pareja. Al fondo de las habitaciones, en enormes mesas del más fino material de madera y cubiertas por bellos manteles de lino y encaje de oro con los escudos de la Familia Montesco se encuentran los más suculentos platillos y postres, donde tambien los meseros recorren todas las estancias llevando en una charola de plata varias copas bellamente elaboradas con el mejor cristal, repletas del champagne de la más alta calidad.


¡Bienvenido seas, a la Bola Rosa de NeoVerona!

NeoVerona Phantom
Admin
Admin

Dinero : 55
Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 15/05/2011

Ver perfil de usuario http://darkromance-rxj.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Julieta Capuleto el Vie Feb 17, 2012 10:18 pm

¡Dios Mio! ¿Que hacia aquí? Esto era un error... ¡Un gravisimo error! Sabía que no debía dejarme engatuzar por Emilia, solo a ella se le ocurrian cosas tan inverosimiles... ¡Mira que pedirle a Odín que se disfrace de mujer y la acompañe a la fiesta dada en la casa del duque, nada más y nada menos!
Obvíamente ella no sabe nada sobre mi verdadera identidad y del hecho que soy mujer y por eso me resultó bastante extraño que me pediera que hiciera tal cosa, sin embargo.... era debil, lo sabía. Realmente deseaba vestirme como mujer frente a un publico que no me conociera, que no me señalara y me reconociera.... al fin y al cabo mi cabeza tenia precio por ser el torbellino rojo.... y realmente no sabía que iba a pasar si alguien me reconocía, pero cuando Emilia me contó que llevariamos antifaces.... no sé, sencillamente acepte.
Y ahora estaba subiendo la escalinata del gran castillo acompañada del noble pareja de Emilia... ¡De la pareja de Emilia! ¿como habia sucedido esto?
Sencillo, Emilia habia salido de la habitación mientras yo me alistaba y disfrutaba con la sensacion de usar ropa de mujer y tener mi cabello suelto cayendo sobre mis hombros y espalda con total libertad, sin restriccion alguna... realmente era una sensación gratificante el del sentirme bella, bonita y mujer por una vez en mi vida sin que nadie me mirara con reproche o me reclamara. Despues, la pareja de Emilia entro a su camerino (porque claro, yo me encontraba en el camerino de ella esperando a que esta apareciera) y estaba tan borracho, que ni si quiera vio que yo no era su pareja y practicamente me arrastró hacia el carruaje..... y todo fue tan rapido, que no pude ni quejarme ni aclarar la situacion... sencillamente no pude hacer nada.
Tragué saliva al pensar en lo furiosa que debería de estar Emilia conmigo por lo que estaba sucediendo.... pero todo esto no era mi culpa, si no enteramente suya por arrastrarme a algo tan peligroso y estupido. ¡Adentrarse de incógnito en la casa del opresor del pueblo! Esto no pintaba para bien....
Cuando llegamos a lo alto, un lacayo me ofreció una rosa roja y la acepte con una timida sonrisa al tiempo que entrabamos en aquel espectacular recinto.... ¡Dios Mio! Todo aquello era perfecto....
-Cariño, ire por bebidas.... tu esperame aquí-me susurro el noble con voz levemente titubeante por su estado de ebriedad y se alejó entre el gentio, dejandome completamente sola en medio de aquella enorme habitacion rodeada de tanto lujo y esplendor. Todos vestian con ropas que seguramente serían carisimas y las mujeres llevaban más joyas de las que eran permitidas.....
Tanto derroche de dinero cuando el pueblo sufría de hambre, me daba rabia todo esto.
Pero apesar de eso, no podía evitar sentirme cautivada por el lugar.... era tan bello y exquisito.... pero aparte de eso, me hacia sentir nostalgica al tiempo que algo se abría en mi memoria, pero era incapaz de retenerlo por mucho tiempo. ¿Que sería? ¿Porque sentía aquella sensacion tan extraña? No lo comprendia.....
Me quede allí, de pie, con mi vestido elegante de color rojo y ceñido a mi cuerpo al tiempo que mi cabello oscuro caía como cascada detrás de mi y mi rostro era parcialmente cubierto por un bello y sencillo antifaz blanco. Miré hacia arriba, totalmente cautivada justo a tiempo para que mi vista se topará con el enorme balcón que se encontraba en la estancia y una imagen fugaz aparecia por mi mente, dejandome totalmente pararicada: un hombre de rostro bondadoso y ataviado de elegantes ropajes con una capa roja miraba desde lo alto..... pero cuando volví a parpadear, descubrí que no habia ningun hombre bondadoso allí de pie, si no el opresor de NeoVerona: El Duque Montesco, quien vestía una capa azul con el escudo de su casa bordado en ella... y estaba completamente elegante e imponente.
Y ese hombre era familiar de aquel chico Romeo del cual no podía sacarme de la cabeza.... ¡Un segundo! ¿Que hacía yo pensando en Romeo? cierto era que desde aquel día en que lo deje atrás, bañado en sangre, no sabia absolutamente nada de el... y seguramente nunca lo sabría, pero su recuerdo seguía en mi tan latente como el sabor de sus labios sobre los mios.... sencillamente no lo podía olvidar, y el hecho que me encontrara ahora en el lugar donde vivia no ayudaba en nada para hacer a un lado su recuerdo.
Y el recuerdo de aquel hombre.... miré la estancia de nuevo y mi corazon se paralizo de subito al sentir aquel sentimiento: reconocimiento.
Yo ya habia estado aquí con anterioridad, no habia duda de ello... pero... ¿Como? ¿Cuando? ¿Porque?
Retrocedí levemente, haciendo que mis tacones resonaran levemente en el piso de marmol y provocando que chocara contra un hombre, quien me iba a reclamar pero al ver mi rostro, me sonrió miro con picardia; pero yo estaba demasiado aturdida como para saber que estaba pasando, todo era demasiado confuso... demasiado para mí.
Apreté la rosa con ambas manos contra mi pecho y salí corriendo de la estancia, sorteando a la gente y cerrando los ojos con fuerza, deseando que aquel sentimiento de dolor y desesperacion desapareciera de mi, deseando que la estancia se conviertiera en el teatro de william... deseando no haber venido.
Salí hacia un desierto corredor que esperaba me condujera hacia la salida pero choque contra algo que me sujeto justo a tiempo para impedir que yo cayera por el impacto.
-¡Lo siento!-exclamé con voz temblorosa al tiempo que mi corazon aun estaba desbocado por hacer corrido y mi respiracion se encontraba agitada, abrí los ojos para ver a la persona con la que habia chocado y nuevamente mi corazon se detuvo, conteniendo el aire y mirando aquellos ojos azules tan intensos con los que tenía dias soñando-Romeo....-susurré con alegría y temor al mismo tiempo, sin saber que hacer... que decir.
El estaba alli, completamente bien... sin ningun rasguño de lo que habia sucedido días atras y con el rostro reflejando la misma sorpresa, si no es que más, que la mia. Pero sus ojos seguían siendo tan amables y bondadosos....
Aun me sujetaba por el brazo y me miraba con suma incredulidad y sorpresa, como si tampoco supiera que hacer, y mi primer impulso fue retroceder, asustada, haciendo que el me soltara para despues dar media vuelta y tratar de correr nuevamente, alejandome de él, alejandome de todo lo que me confundía. Deseaba estar con él, pero los sentimientos que me provocaban me aterraban de tal manera que deseaba huir y poder poner mi mente en blanco y analizar todo lo que estaba pasando, no importa como.... no importa hacia donde, solo deseaba irme de alli.
Quizas no me habia reconocido.... pero.... no queria quedarme a averiguarlo, por lo que recogí levemente mi amplia falda roja sin soltar aun la rosa y poder correr así con libertad, solo huir.... no pedía más.

vestido:



Última edición por Julieta Capuleto el Sáb Feb 18, 2012 7:38 pm, editado 1 vez




Juliet:




Mini-Julietita

Julieta Capuleto
Capuleto
Capuleto

Dinero : 128
Mensajes : 501
Fecha de inscripción : 16/05/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
4/25  (4/25)
Inteligencia:
5/25  (5/25)
Agilidad:
5/25  (5/25)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Charlotte Morgenstern el Sáb Feb 18, 2012 7:06 pm

Soy libre, libre por una noche.
Hacia cosa de una semana que había llegado la invitación al baile que ofrecían los Montesco a nuestra casa y obviamente la noticia me había caído como del cielo: adoraba los bailes, eran tan entretenidos que incluso aunque tuviese que ir acompañada de mi padre.
Pero por una maravillosa casualidad del destino, mi padre había tenido que quedarse resolviendo un desgraciado incidente. Por suerte había decidido que yo debía ir en nombre de la casa Morgenstern ya que, de modo contrario el duque podría tomarlo como un agravio hacia el y su casta.
Así que aquí estoy , en el gran palacio ataviada con mis mejores galas: había elegido un hermoso vestido blanco salpicado de brillantes dibujos dorados, ya que mi otra opción (Un hermoso vestido azul) no me haría destacar tanto ya que muchas damas escogerían el azul de los Montesco aunque si lo había elegido para mi mascara lo que potenciaba en brillante azul de mis ojos .
Charlotte V. Morgenstern:


Supuestamente debo presentar mis respetos al anfitrión pero la idea de ser una completa desconocida para todos ... es demasiado tentadora.
Con una sonrisa tomo la rosa que me ofrece un criado nada mas entrar y la coloco en la solapa de la chaqueta de mi príncipe Hamlet.
-Estas arrebatador, mi príncipe.-
Le ofrezco mi brazo para que entremos juntos al gran salón de baile.

Charlotte Morgenstern
Nobleza
Nobleza

Dinero : 75
Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 14/01/2012

Hoja de personaje
Fuerza:
5/25  (5/25)
Inteligencia:
5/25  (5/25)
Agilidad:
6/25  (6/25)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Romeo C. Montesco el Mar Feb 21, 2012 3:01 pm

Desde que tenía uso de razón había una fecha que detestaba entre todas, era el día de la celebración anual de la Bola rosa, podría ser la fiesta más prominente de su familia pero su asco al ver tal clase de burguesía y derroche de dinero ahí lo hacía sentir pena de el mismo por ser un noble de la familia Montesco, es más sabía la verdadera intensión de esa fiesta, no era más que la cruel manera de mostrarle a todos los burgueses que los Montesco era quienes mandaban, y más que eso, saber quienes eran sus aliados, saber que familia apoyaba los ideales Montesco y cuales no lo eran, y por supuesto esas familias que no apoyaran los ideales Montesco iban a ser castigadas con todo el peso del gran ejercito que comandaba su padre, en pocas palabras fuera de todos los ideales de él, no eran los ideales de Romeo Montesco.

Desde bien temprano habían empezado los preparativos de la fiesta, y como era típico desde varios años atrás el iba a buscar algunas flores blancas en un muy hermoso jardín en un lugar muy alejado de la mansión en donde crecían en cantidad abrumadoras, eran varios viajes que tenía que hacer para poder traer la cantidad de rosas blancas necesarias para decorar el lugar, al finalizar su faena aquel prominente campo blanco, lleno de esas hermosas rosas de susodicho color se redujo a un fondo verde con una que otra mancha blanca que daban las pocas rosas que había podido dejar intactas, a pesar de que solo quedaban unas pocas se sentía el cálido aroma de las mismas rosas, tanto que después de volver a ver las pocas que quedaban se sentó en un espacio verde rodeado de algunas rosas, poco a poco después de haber transcurrido unos cuantos minutos, estaba tan cautivado que se dejó caer en el pasto del jardín, el olor que sentía que desprendían las rosas le traían una imagen a su rostro, una imagen que no esperaba volver a ver en su vida, si, era aquella chica que había salvado semanas atrás, y para ser más preciso, era la imagen en donde se besaban, un beso muy cálido y tierno a pesar de que se le fue arrebatado, el solo probar sus labios fue algo muy hermoso, quería volver a probarlos, quería volver a verla, más bien necesitaba volver a verla… Quería decirle muchas cosas y preguntarle otras….

Poco a poco, pasó lo in evitable, cayo bajo las dulces manos de un hermoso sueño que quisiera que se volviera realidad aunque fuera imposible que eso apsara, ya lo tenía muy claro, ellos eran de un mundo algo diferente, pero en su mente se proponía algo, que la próxima vez que la encontrara, no la iba a dejar ir, iba a devolverle algo que tenía de su propiedad, esa era su promesa de volverla a encontrar.

Ya entrando en el sueño que tenía, había un montón de pétalos blancos creando una cortina de pétalos que dividían unas escaleras con un salón, el salón estaba adornado con puros colores blancos o sino con los colores de la familia Montesco, las cortinas de las ventanas eran blancas como las mismas flores, la cortinas de pétalos que impedía ver lo que estaba encima de las escaleras empezaba a desmoronarse crenado una alfombra blanca en las escaleras y que terminaban en los pies de el, ya se podía divisar en lo alto una figura, era la forma de un chico con capa roja y traje rojo, aparte de un sombrero rojo y antifaz negro, era lo mismo que recordaba como la conoció, aquel “chico” empezó a bajar por las escaleras y poco a poco a cada paso que daba las prendas empezaban a desvanecerse, primero el sombrero rojo, luego el antifaz, cuando había descendido la mitad de las escaleras su cabello se soltó dando a mirar su figura femenina y esbelta, solo que con ese traje rojo, como en todo sueño cuando apenas faltaba 3 escalones para que terminara de tocar el piso del salón el traje se transformó en un hermoso vestido del mismo color, uno muy elegante que le daba un tono muy hermoso, mejor dicho, la hacía ver más hermosa de lo que ya era, cuando le extendió la mano para tomar la de ella sucedió lo peor que pasaría en un sueño, despertó y al mirar el sol, ya era más o menos las 4 de la tarde. ¡¡¡¡Demonios!!!! Exclamó muy exaltado porque se había quedado dormido, salió corriendo transformado en lobo hasta la casa de los Montesco para poder arreglarse con sus prendas para estar listo para la fiesta que tendría lugar en un par de horas, y si no llegaba su padre lo iba a matar, eso tenía que darlo por seguro.

Al llegar a la mansión ¿a que no adivinan a quien se encontró?, a su señor padre quien claro le dio un pequeño, y por pequeño quiso decir un gran sermón ante la vista de otros, peor bueno le había dado peores, y eso que no era un niño ya, ya era un hombre hecho y derecho, que basura, subió hasta su alcoba con una gran molestia en su rostro, no quería, no deseaba mirar a esos burgueses hablando de política o de cosas estúpidas con respecto a sus intereses, mientras el pueblo sufría y moría de hambre en algunos sectores, provocaba gritar y escupir en la cara de ellos, pero claro eso era un gran peligro y una gran estupidez hacerlo, pero que no llegara a asumir el trono porque lo iba a hacer y de la peor manera, los iba a despojar de todo y se los daría a los pobres así que esos estúpidos burgueses y toda la burguesía del reino pasaría a ser plebeyos, no habría discriminación social.

Se empezó a desvestir para darse un cálido baño y limpiar toda la suciedad de su cuerpo, ya que si se iba a arreglar para esa fiesta tenía que estar de punta en blanco, cuando se quito toda la parte superior de su ropa dejó a la vista un lunar en la base del cuello sobre su hombro izquierdo, un lunar que era una marca de nacimiento en su cuerpo, su madre también lo tenía así que eso lo veía como el único recuerdo que le quedaba de la susodicha, se quedó unos segundos pasándole la mano, soltó un suspiro para así volver al mundo real, así que pasó a quitarse su pantalón y por último sus bóxers sin tener pena de que lo miraran después de todo nadie lo iba a ver, de un perchero muy bien colgado tomó su toalla y se fue completamente desnudo al baño privado que tenía en su cuarto.

Entró a la ducha e inmediatamente la abrió dejando que el agua cayera directamente sobre su fornido cuerpo empezando a humedecerlo, los hilos de agua recorrían de sus cabellos hasta terminar en sus dedos, mientras otros recorrían su espalda y torso, y terminar en sus piernas manteniéndolo completamente mojado, su rostro se mantenía mirando hacia la ducha por lo cual el agua lo primero que tocaba era su muy parecido rostro, mantenía sus ojos cerrados recordando a su amor de primera vista con aquel vestido tan fino y elegante bajar por las escaleras caminando por una alfombra de pétalos blancos hasta él, quería y ansiaba volverla a ver, no podía dejar de pensar en ella después de que con un beso se había llevado su corazón y amor, algo que no había hecho Hermione en tantos años que tenían comprometidos, y que claro que nunca tenía en mente casarse con ella, no la amaba y ahora que tenía otro amor, menos que lo iba a hacer, pero era raro que se enamorara de alguien que ni conocía su nombre, solo la mitad… Juli…. Cual era el resto del nombre de esa hermosa mujer, ¿Juliana?, ¿Julia?, ¿Julieta? Sea cual sea no importaba, estaba enamorado de ella.

Esos pensamientos duraron solo unos minutos luego de salir empezó a pasarse un jabón aromático por todo su cuerpo, comenzó por su pecho, su brazo izquierdo, luego pasó por su brazo derecho, al terminar sus extremidades superiores, bajo a enjabonar su abdomen, luego su ingle y terminar en sus piernas, tomó un cepillo y de esa manera enjabonó su fornida espalda y glúteos, luego de terminar con todo su cuerpo, todo el jabón y se lo pasó en la cara para terminar de enjabonarse completamente y luego de eso se enjuago con el agua ara quitarse todo el jabón de su cuerpo, momentos después tomó el champú y se lo hecho en su cabello, un champú un tanto fino y caro, pero era el que compraba su padre para toda la casa, al terminar de quitarse el champú con el agua tomó la toalla y cerró el agua para empezar a secarse el cuerpo completamente ates de salir del baño, claro completamente desnudo.

Dejó la toalla nuevamente tendida en su sitio y empezó a vestirse, tomó un bóxer de color negro, luego una camisa de vestir completamente elegante de olor blanco la cual se colocó rápidamente, pasó a ponerse un pantalón blanco, por encima de la camisa blanca se colocó otra azul pero más como una gabardina la cual iba abrochada con 3 botones y al final en la cintura con un cinturón negro, y esa camisa azul llegaba un poco más debajo de su cintura, por encima de todo eso se coloco una gabardina azul con destellos en dorado a los bordes y también el los bordes del cuello, para finalizar su vestimenta se colocó unos guantes blancos con bordes dorados, estaba muy elegante como exigía la fiesta, y más de uno de los anfitriones.

vestimenta:

Como terminó muy temprano no quiso salir todavía así que simplemente tomó un libro, se acostó en su cama y comenzó a leer para hacer tiempo hasta que cayeran las 6 de la tarde que era la hora de inicio del evento imperial, agina tras pagina pasaba poco a poco, y las horas corrían poco a poco, parecía una eternidad para que comenzara su tortura, pero cuando soñó algo que le gustaba las horas pasaron volando, no era justo, ya había leído las primeras 100 paginas del libro y la hora apenas iba por las 5:45, y había comenzado a las 4, no sabía si era que el leía muy rápido o que las horas eran eternas pero que más daba, mejor bajaba e iba a otro lugar que no fuera su cuarto para que no lo vinieran a buscar más tarde, o por lo menos que no lo encontraran más tarde.

Con su libro en mano se fe hasta un alejado pasillo del salón de recepción para ponerse a leer tranquilamente sin ser molestado cuando llegaran los invitados, o cuando pusieran la música de la orquesta, aparte de su libro llevaba en su mano derecha el antifaz que le había dejado “Juli” porque ese ería el que iba a usar, lo tenía porque se iba a integrar a la fiesta desde ese lugar luego de leer un rato más y de que los invitados terminaran de llegar.

Se posó en unas de las lejanas ventanas del final del susodicho pasillo para comenzar a leer de donde había quedado en su libro, y repitiéndose el mismo proceso de antes, comenzaba a leer y las horas parecían eternas, nuevamente habían pasado 100 paginas más y solo había avanzado solamente una hora, es decir que ya eran las 6:45 de la noche, ya su padre debía dar la cara en frente de la fiesta según el itinerario que el tenía planeado, así que era momento de regresar para evitarse un problema mucho mayor con el, suspiró profundamente y cerró su libro y lo dejó en el borde de la ventana, nadie se lo iba a llevar eso era seguro, así que no le importaba, el titulo del libro que leía era “Un beso bajo la luz de la luna”. Mientras regresaba hasta el salón principal siente un fuerte choque con una persona, por la contextura del cuerpo que pudo sentir al chocar era una mujer, así que instintivamente la tomó entre sus brazos para que no se cayera y se golpeara contra el frio mármol del suelo, comenzó ella diciendo “lo siento”… Esa voz, el la conocía era la voz de “Juli”, No podía ser, ¿Acaso era verdad? ¿Ella estaba nuevamente entre sus brazos?, Debía confirmar que no estaba soñando así que bajó sus ojos para mirarla directamente a los de ella, y si como pensaba, aquellos hermosos ojos eran los de su amor, ella estaba nuevamente con el, no lo podía creer.

A el no le dio tiempo de articular ninguna palabra debido a que ella al verlo a los ojos, o por lo menos como no tenía antifaz lo reconoció como ya había dicho antes a el solo le bastó mirarla a los ojos para darse cuenta, después de todo la primera vez que la vio a los ojos fue detrás de un antifaz, luego de decir su nombre se había soltado y salido corriendo, esta vez estaba bien, no estaba herido, no iba a dejarla escapar, pero al momento en que iba a empezar a correr a miro en ese vestido, un hermoso vestido rojo, para ser exacto el mismo que ella tenía en su sueño, en ese momento se asustó un poco ¿Acaso ese sueño había sido una predicción de su encuentro?, Sea lo que sea, no iba a perder esa nueva oportunidad del destino de poder estar con ella.

Saliendo de sus pensamientos volvió a salir corriendo detrás de ella, agradecía ser muy rápido debido a su naturaleza lycan por lo cual no tardó más de 10 segundos en alcanzarla, justo faltando 1/4 de pasillo antes de que llegaran al salón principal, aun ambos cuerpos estaban bajo la oscuridad de ese pasillo y fuera, ese pasillo conducía al jardín trasero, para tomarla, lo que hizo fue sujetarla de la cintura con delicadeza y jalarla hacía su cuerpo, así ya no tendría escape, lego la giró para quedar mirándose cara a cara y con suavidad la llevo a una de las paredes del corredor aprisionando su cuerpo completamente entre la pared y su propio torso, y para terminar de “aprisionarla” la tomó de las manos entrelazando sus dedos con los de ella.

Pensé que no te volvería a ver…. Juli…. Susurró con una voz cálida mirándola a los ojos a través del antifaz, hmmm, era muy lindo pero no le gustaba, impedía que le pudiera ver su hermoso rostro con libertad y poder deleitarse con sus finas facciones, así que con total atrevimiento soltó ambas manos de ella para poder quitarle el antifaz y tomarlo entre sus manos y luego dejarlo caer al costado de ambos y egresar a tomarla de las manos con fuerza pero evitando lastimarla, eso era para que si intentaba huir el la tenía sujetada y podía volver a tomarla, volvió a quedar embelesado mirándola a sus ojos por unos segundos antes de volver a hablar Soñé que nos veíamos aquí en esta fiesta, estoy tan feliz de que ese sueño se hiciera realidad Lo que decía era completamente verdad añoraba tanto verla, es más tanto era que en ese momento fue tanto que lentamente aproximó sus labios a los de ella para volverlos a juntar en un cálido beso, un beso muy largo del que no se quería separar, igual que el anterior pero con una pequeña diferencia, que ahora el que lo había iniciado era el, esperaba que ese beso ella se lo tomará a bien y no le molestara, no quería que ese atrevimiento afectara como lo veía la susodicha.



Romeo C. Montesco
Montesco
Montesco

Dinero : 64
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 12/01/2012

Hoja de personaje
Fuerza:
1/25  (1/25)
Inteligencia:
1/25  (1/25)
Agilidad:
1/25  (1/25)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Leartes Montesco el Mar Feb 21, 2012 4:12 pm

Aquel evento de tan alta clase y nobleza se llevaba acabo, inicio sin problemas ni retrasos eso era bastante bueno, la música tan bella y armoniosa alegraba el ambiente, el olor a rosas se impregnaba en todo el lugar, los invitados llegaban puntuales con sus mejores y mas caras vestimentas, y pese a lo jovial del evento la seguridad no había sido descuidada en las ventanas y otras entradas yacían guardias imperiales vigilando atentos sus puestos sin mencionar otros vigilantes mas mezclados entre los invitados vestidos apropiadamente para vigilar y ser los ojos y oídos del duque en la fiesta.
El quien se postraba sobre el balcón de pie con una firmeza militar pronunciando los hombros los cuales mantenía hacia atras y espalda y rostro erguido mostrando una seriedad y elegancia al igual arrogancia, mantenía sus manos enguantadas de negro con los puños cerrados atrás de su cintura, su cabello ligeramente largo lo traía recogido con una oscura cinta a manera de una pequeña coleta la cual le llegaba entre sus omoplatos, sus ropas eran dignas del puesto que ostentaba en NeoVerona, su larga capa azul que le llegaba al raz del suelo pero sin arrastrarse esta con el emblema de la familia bordado con gran detalle, y bajo esta un conjunto de ropas de noble de color negro con azul oscuro bastante bien combinados y detallados que amplificaban su porte arrogante y firme, en el lado izquierdo de su pecho traía un broche algo grande hecho de plata con la forma de la cabeza de un lobo.
Spoiler:
Leartes observaba el llegar de sus invitados y como empezaban socializar entre ellos, la expresión de su rostro era firme serena y seria, mas saboreaba en silencio la delicia de sus ambiciones y venganza cumplidas, mas aun quedaba aquella inconformidad aquel detalle que no lo dejaba estar en total paz, era el hecho de que algunos capuletos aun seguían convida y su propia obsesión no lo dejaban estar tranquilo, solo lo estaría hasta que exterminar y confirmara la desaparición de hasta el último de ellos, pero en fin no dejaría que aquello le amargara la noche, el era el anfitrión de tan magnífico evento e iba a disfrutarlo bastante,de los inmóviles labios del duque se forma una my leve pero perceptible sonrisa.


Leartes Montesco
Montesco
Montesco

Dinero : 4
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 01/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Vitanya el Mar Feb 21, 2012 9:49 pm

Me estaba poniendo nerviosa, pero aun así no me detendría por nada del mundo... ya el paso estaba dado e iba a continuar hasta el final, costara lo que costara, con la frente muy en alto
-Hasta que mueras en el intento-susurré para mi misma mientras subía las escalinatas que conducian al hogar de aquella bestia que se hacía pasar por Duque.
Los guardias nos miraron con el ceño fruncido y unos de mis subordinados, que en esos momentos se hacia pasar por un lacayo, mostro la placa de la familia Ashenbert y los otros abrieron los ojos con sorpresa antes de hacer una lve reverencia y dejarnos pasar. Sonreí levemente al tiempo que me acercaba a los lacayos de la entrada para aceptar la susodicha rosa con una sonrisa tierna y sumisa en el rostro, pero necesite de todo mi autocontrol para no pisotear la flor con todo mi odio guardado por años. En cambio la tomé con mis dos manos pálidas y desnudas y me despedi de mi guardaespalda con un asentimiento de cabeza.´
Este hizo una reverencia y se marcho al ala oeste, donde más vagabundos de mi escuadrón estarían esperando, listos por si algo malo sucedia.
Contuve la respiración por unos momentos antes de alzar la barbilla y entrar al recinto, que estaba bellamente decorado y miré de forma fugaz a mi alrededor, sin fijarme en los detalles y buscando lo que realmente me importaba encontrar.
La familia Ashenbert, una prestigiosa familia cuando los Capuleto aun estaban en su mayor apogeo, murieron en un incendio sin sobrevivientes, ni de la casa ni de la servidumbre, Montesco no tuvo cara para retirar a la familia de su estatus como noble y así se mantuvo por recuerdo a la familia.
y ahora yo aparecía haciendome pasar por la unica sobreviviente, la heredera de los Ashenbert: Anya.
La versión oficial es que fui rescatada por el fiel mayordomo, quien me crió lejos de la civilizacion y de forma secreta por temor a que fueran a atentar de nuevo contra mi vida y por ende, apenas estaba saliendo y dandose conocer ante sociedad, aunque claro esta; siempre fue educada con la mejor cuna...
Que gran mentira
Aunque realmente si existio una tal "Ana" Ashenbert y era la unica hija y heredera de esta familia y si, hubiera sobrevivido, tendría mi edad aproximada, aun asi eso no le quitaba lo chamuscada, aunque solamente fuera una bebe en ese entonces.
Miré a todos lados con el ceño levemente fruncido, haciendo sonar el tacón de mi zapatilla plateada con total exasperación: llevaba un hermoso vestido strapless de color blanco con detalles plateados, zapatillas de unos cuantos centimetros de color plata y antifaz del mismo color plateado; con mi melena rubia aliciada de tal manera que caia sobre mis hombros de forma elegante y libre, dandome un aspecto sumamente elegante, bello y gracil y aparentando así lo que queria dar a aparentar: una bella señorita huerfana y heredera de una gran fortuna y no me daba pena usar el nombre de una muerta para conseguir mis objetivos: acercarme a leartes y hacerle cantar cual canario
Miré hacia arriba y una sonrisa de total deleite ilumino mi bello rostro, maquillado esta vez de forma suave para hacer resaltar mi pureza, aunque mis ojos de color verde seco brillaban con un matiz coqueto que me daba cierto aire de peligrosidad.

-Allí estas-musité, al ver a mi presa a lo alto del balcón y observando a todos con una nota de desprecio en sus ojos. Ganas no me faltaron de arrojarme sobre su yugular y matarle alli mismo, pero ese no era mi cometido, por lo que cuando sus ojos verdes se posaron en los mios, le sonreí de forma encantadora e hice una leve reverencia de forma sutil, aunque apreté con mis puños de más la amplia falda de mi vestido blanco
-Por favor, que te resulte lo bastante atractiva para que te acerques a mí, por favor...-cierto era que Leartes era una persona sumamente fría y jamás se relacionaba con las mujeres más de manera formal, pero siempre había una vez para todo y yo realmente esperaba que fuera lo bastante hermosa para poder despertar su libido moribunda por el exceso de edad y de poco uso.

Vestido:






¡Oneechans!:

Firmas -^^-:





Mini-Vitanya

Vitanya
Barrios Bajos
Barrios Bajos

Dinero : 93
Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
4/25  (4/25)
Inteligencia:
4/25  (4/25)
Agilidad:
5/25  (5/25)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Leartes Montesco el Jue Feb 23, 2012 3:45 pm

Leartes se mantenía sobre el balcón observando el alrededor con aquel porte de arrogancia y desprecio por sus semejantes, notando entonces la singularidad de un copo de nueve entre tanta colorida muchedumbre, una bella mujer de vestido blanco y cabellos rubios, curiosa gracial y elegante en verdad, esta hacia una pequeña reverencia ante el alimentando su ego, el Duque se le quedo observando un momento notando la pureza y bellas que esa mujer irradiaba o que al menos quería aparentar, cierto era que el éxtasis de poder le era suficiente para tener la soberbia de despreciar a cuanta mujer quisiera acercársele pero nunca estaba de mas ver las bellezas de la vida mas de cerca, muy de cerca de hacia quererlo, el ahora acostumbrado a obtener lo que quisiese sin demora ni restricción, nadie le reclamaría, nadie se atrevía a oponersele, pues sabían que era un equivalente a una sentencia de muerte oponerse al duque.

Comenzaría a moverse entonces, con firmes y constantes pasos manteniendo su espalda erguida y hombros pronunciados, manteniendo su porte en elegantes e imponentes movimientos, el no era un delicado noble pomposo y tonto, era alguien sagas, calculador y en verdad fuerte cosa que su físico humano denotaba sin problemas, mas de un rebelde había burlado la guardia y ejercito de Montesco para plantarle cara con la esperanza de terminar con su vida, esperanza vana al darse cuenta del poder y fuerza que aquel hombre poseía, siendo exterminado por sus propias manos o mas exactamente por sus propias garras.

Bajo las escaleras sin demora tomando una gran copa de vino de una charla que sujetaba uno de los sirvientes que atendían a los invitados, dio un trago a la aromática bebida siguiendo su avanze, los invitados al verlo le reverenciaba Leartes ni siquiera se dignaba a voltear a verlos soo hacia un ademan con su mano en señal de respuesta. Entonces llego con aquella joven que había visto desde el balcón quedando a 3 metros de ella cruzando su mirada verde oscura con los ojos verde esmeralda de ella.

Al parecer esta noche no seria tan aburrida después de todo

Leartes Montesco
Montesco
Montesco

Dinero : 4
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 01/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Julieta Capuleto el Jue Feb 23, 2012 5:51 pm

Mis zapatillas resonaron en el solitario pasillo al tiempo que deshacía mi camino andado, poniendo rumbo a la estancia donde la gente cocurría. De allí podría buscar un escape... una vía para alejarme de todo y todos... sobre todo de Romeo, que con el mero hecho de haber tocado su piel y de haber visto su rostro ya me habia acelerado el corazon y mi cuerpo temblaba y vibraba por su mera precensia.
Eso era algo que no podia, no debia permitir... no entendía que me estaba pasando y necesitaba con urgencia aclarar mis pensamientos los cuales eran todo un manojo de ideas y confusion, al igual que mis sentimientos.
Estaba a poco para llegar a la estancia, podía escuchar la musica y ver las luces iluminar al final del pasillo.... tan poco y sería libre....
Pero algo me sujeto de la cintura, más bien alguien, y yo ya sabía perfectamente de quien se trataba
¿Porque? ¿Porque me sigues? ¿Porque no me dejas marchar?-pensé con desesperación al tiempo que ahogaba un gemido en mi garganta, todo fue tan rapido que por al primer segundo aun corria y al siguiente ya estaba acorralada contra su viril cuerpo y la fría pared, totalmente cautiva a su mirada y completamente puesta a sus pies. Lo miré a los ojos con los mios tan abiertos que era imposible no ver lo verde que son, mi corazon latiendo desbocado que era totalmente inaudito que el no pudiera escuchar mis latidos, mi respiracion totalmente agitada provocando que mi pecho se mesa suavemente en un movimiento lento de vaivén y mis mejillas, por algun motivo extraño, se tornaron de un suave tono rosado.
Mi mente se vacía y todos mis sentidos pierden la noción del tiempo y el espacio: para mí solo esta él y nadie más.
Me toma de las manos y trago saliva suavemente al sentir la calidez de estas aunque inmediatamente despues las separa para poder quitarme el antifaz y así poder ver mi rostro totalmente al descubierto al tiempo que musita que penso que no nos volveriamos a ver.
Bueno, yo tambien lo pensaba.... aunque mi corazón jamás perdió la esperanza de volver a ver aquellos ojos de un azul tan intenso y mi sub-conciente siempre lo recordaba, una y otra vez, en momentos indicados y en los que no: su imagen estaba tan vívida en mi como el aire que respiraba, e igual de necesaria
Despues lo miré con incredulidad, aun con mi cuerpo totalmente inmovil por el "shock" en el que me encontraba, sin poder reaccionar aunque mi mente analizaba cada una de sus acciones y palabras como si fuesen lo más necesario del mundo
¿El había soñado con nuestro encuentro? ¿Conmigo? El.... ¿el sentiría lo mismo que yo sentía? Imposible... estaba segura que el, pudiendo tener a cualquier mujer noble disponible, no se dedicaría a pensar en una simple pueblerina como yo
-Mientes...-logré musitar antes de que nuestros labios se unieran de forma inevitable. Yo realmente deseaba que todo aquello fuera una mentira; que lo del sueño solo se lo sacaba como un truco de coqueteo, que el siempre era así con las mujeres y que yo no sería la escepcion.... aunque.... sus ojos eran totalmente sinceros y eso hacia que mi corazon latiera aun más desbocado: no mentía, decía la verdad.
Pero aun así era inverosimil que un noble, y un Montesco además, se fijara en mí como a una igual, sin importarle distinciones.... aunque claro esta, lo más probable era que el no supiera que yo no era de la nobleza.
Aunque todos estos pensamientos que arremolinaban en mi mente se evaporaron en un siantiamén al sentir el tibio y sedoso contacto de sus labios aprisionando los mios.
El beso fue tan repentino que no pude reaccionar, aunque cierto era que desde que me habia topado con el no queria moverse ni hacer caso a las ordenes de mi cerebro, y me quede con los ojos totalmente abiertos por la sorpresa al tiempo que sentía su sabor de nuevo en mi boca. Lentamente cerré mis ojos y dejé soltar un leve gemido de anhelo, pues mi corazon habia estado deseando por este momento desde el momento en que nos habiamos separado, despues cerré mis dedos suavemente sobre los suyos, así entrelazando nuestras manos finalmente y entreabrí mis labios, pertimitiendo su paso y deleitandome con su sabor, un sabor que jamás olvidaria... una sensación que siempre permanecería arraigada en mi piel como grabada en fuego
Él siempre sería mi dueño y yo siempre sería de él y no había nada que pudiera hacer, más que rendirme a sus besos, enteramente a él.
Al fin estaba donde debía estar, entre sus brazos.




Juliet:




Mini-Julietita

Julieta Capuleto
Capuleto
Capuleto

Dinero : 128
Mensajes : 501
Fecha de inscripción : 16/05/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
4/25  (4/25)
Inteligencia:
5/25  (5/25)
Agilidad:
5/25  (5/25)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Vitanya el Sáb Feb 25, 2012 6:34 pm

Inmediatamente después de hacerle la reverencia, me erguí y caminé hacia el lado opuesto del balcon sin mirar hacia atrás, quizás mi papel era el de una chica santurrona y demas... sin embargo no podia tragarme mi orgullo y jamás le demostraría que estaba interesada en él... y ¡No! Lo único que me interesaba de su persona es la sangre brotando de su piel... nada más. Miré hacia unos ventanales con la vista perdida, recordando el porque estaba haciendo todo esto.... era una verdadera tontería, hubiera sido mejor que hiciera caso y no me metiera en cosas que no me importaban, pero aun así.... aun asi no puedo quedarme cruzada de brazos y si puedo serle util a aquella persona en algo, lo haría.
Seguía quieta, alejada de las personas lo más posible y con la vista fija en el exterior del castillo, con los jardines bellamente decorados y luces por todos lados, iluminando los arbustos y rosales en flor. Aferré más el enlace de mis manos con fuerza tratando de mantener la compostura y no poder el control... mi control era lo más valioso que tenía y no podia echarlo todo a perder porque me pareciera tan injusto que unos tengan tanto dinero que puedan derrocharlo de esta manera mientras que más allá de las paredes que protegían el barrio de los nobles había personas muriendo de hambre... Lo detestaba.... detestaba todo lo que me estaba rodeando.... necesité de mucho autocontrol para no abalanzarme sobre el primer noble que se me cruzara y hacerle pagar cada uno de mis sentimientos.
De repente la estancia se puso inusitadamente silenciosa y la tensión aumento, los que tenía cerca de mi me observaban con atención y no necesite voltearme para darme cuenta que el gran Duque estaba cerca de mí, podía verlo por el debil reflejo de los ventanales. Me quedé así unos momentos, mirando su silueta y el reflejo de sus ojos claros hasta que voltee a verlo por encima de mi hombro pálido y desnudo, con mi rostro totalmente inexpresivo: no era tan buena actriz como para poder cambiar de emociones en 5 segundos, si fingía una sonrisa ahora mis ojos brillarian de forma mortífera y eso me delataría. Lo miré serenamente con mis ojos verdes totalmente gélidos y respiré profundamente, relajando la tensión de mi cuerpo y avancé con pasos tranquilos y graciles, haciendo repiquetear el tacon de mis zapatillas plateadas y así acortando la distancia que nos separaba. El estaba de pie completamente impertérrito y con una copa en la mano, cual vil magnate.
Volví a hacer una reverencia solo para ocultar mi rostro bajo mi cabello dorado y ocultar mi expresion de profundo odio
-Su Alteza Real-musité con vos frágil





¡Oneechans!:

Firmas -^^-:





Mini-Vitanya

Vitanya
Barrios Bajos
Barrios Bajos

Dinero : 93
Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
4/25  (4/25)
Inteligencia:
4/25  (4/25)
Agilidad:
5/25  (5/25)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Leartes Montesco el Dom Mar 04, 2012 3:12 pm


El Alto hombre observa a la bella fémina que se postra frente tras dar unos paso que la alejarían de balcón y la acercarían ante la presencia de aquel tirano, el sonar de sus zapatillas de metal posiblemente plata al caminar ella era un curioso sonido que le añadía elegancia a los movimientos de la bella rubia vestida de un pulcro y puro vestido color blanco, los ojos del duque no tardaria en recorrer de pies a cabeza la escultural figura de aquella dama mientras ladeaba en suaves movimientos su copa de vino entre sus dedos acercando sus labios a esta para darle otros suave sorbo a su bebida, llevo su copa entones a su mano izquierda y con una claramente cínica sonrisa e sus labios sellados responde la reverencia que le habían hecho anteriormente con una apenas ligera inclinación.

-Buenas noches mi lady, veo que esta fiesta a traído no solo a las más acaudaladas rosas a mi presencia sino también a las más bellas-

Expresaría aquello con su grave voz masculina manteniendo su porte siempre aun en platicas tan amenas, la música seguía tocando armonizando el evento, el aire estaba lleno de tan finas fragancias de las más caras todas reunidas en un solo punto un solo salón, al igual que los aromas de semejantes banquetes los mas exquisitos de NeoVerona, cualquiera diría que esta en el paraíso entre tanta gala, riquezas olores y finura, una falsa armonía utópica sostenida con el sudor sangre y pobreza de la gente mas haya de los muros de aquel castillo.

El Viento soplo entrando por el balcón ondeando las ropas del duque y la joven rubia un instantes, frio y gélido al igual que inesperado, Leartes amplio su sonrisa ante la ironía de aquello al ponerse a pensar un momento en ese detalle, mas enfoco su profunda y directa mirada en los bellos ojos verdes de la hermosa diva que tenia frente a el.

-Con quien tengo el gusto de compartir vuestra presencia?-

Ahora yacía frente ella, comenzaría la charla veamos a que nos lleva todo esto…


Leartes Montesco
Montesco
Montesco

Dinero : 4
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 01/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Vitanya el Dom Mar 11, 2012 4:35 pm

Me incorporé, mirandolo con una sonrisa que pretendía ser serena y armoniosa pero que en el fondo, solo si uno analizaba el detalle con profundidad, podría percatarse de un leve rictus cínico y despiadado en las comisuras de mis labios.
Observé como me correspondía la reverencia con una leve inclinación de cabeza y desee con todas mis fuerzas poder encontrar el momento adecuado para borrarle esa sonrisa cínica de su rostro a golpes.... pero no, yo estaba allí para borrarsela de otra manera que el encontraría plancentera, pero que para mí seria una enterna agonia y tortura.
Entrelace los dedos de mis manos y apoyé suavemente estos en la amplia falda blanca de mi vestido, provocando que mis brazos apretaran un poco más mi busto y que este se hiciera más notorio en el escote del vestido que si no tenia mucho, al menos tampoco me quedaba atrás... todo lo hice de forma que parecía inconsciente e inocente, pero realmente cada movimiento estaba predeterminado para que pareciera seductor y sensual. Yo era una persona que por instinto, era coqueta y cada movimiento mio resultaba sensual aunque yo no lo deseara y aunque mi objetivo estuviera totalmente distado de esa realidad. Sin embargo con Leartes no me podía fiar de mi instinto y ya, necesitaba que cada movimiento mio fuera muy bien analizado y realizado, si no corría el riesgo de cometer una imprudencia (como arrojarmele encima, por ejemplo) y echar todos mis planes al caño por ese leve descuido.
Sonreí, pretendiendo sentirme alagada por su piropo, que seguramente le decía a cualquier cosa con falda y que se moviera, y un leve rubor natural y tímido invadió mis mejillas, cosa que me consto muchas horas de practica para poder conseguirlo, puesto que yo no era de las que se sonrojaban facilmente y necesitaba de la imagen mental de Tebaldo al desnudo para poder conseguirlo... aunque tambien necesitaba de mucho autocontrol para no echarme a reir de la patetica situacion en la que me imagino a Tebaldo en esas condiciones.

-Su Alteza Real es muy elocuente para con mi persona, y quizás no debería merecer de tal especial y grato trato.....-musité de forma sumamente suave, riendo a lo bajo con un sonido tan melodioso como las campanas de viento.
Un camarero pasó a un lado mio y estiré una mano para aceptar una copa del suave champagne servido por su alteza real y despues llevarme la copa a los labios y dar un suave sorbo, paladeando el exquisito sabor y mirando de reojo a Montesco con mis ojos verdes de forma provocativa. Tragué el vino y lo sostuve de forma delicada entre mis dos manos. Necesitaría más que una copa de champagne para olvidar lo que quizás conseguiría tras concluir la velada: llegar a la cama del grand y prestigioso Duque de NeoVerona.

-Mi nombre es Anya y provengo de la familia Ashenbert. Quizas su Alteza Real recordará que mi familia murió cuando la mansión de estos fue incendiada hacía años atrás y la versión oficial fue que no hubo sobrevivientes, sin embargo el fiel mayordomo de mis padres logró rescatarme y me cuidó todos estos años, pues yo solo era una bebé cuando esta tragedia sucedió. Como no deseaba exponerme a más peligros, me mantuvo oculta hasta hace poco que él falleció y yo tuve que hacerme cargo como la única heredera de la familia-sonreí levemente-Quizás ya haya escuchado los rumores de mi aparición en sociedad, aunque tampoco me sorprendería si este no fuera el caso, pues soy una insignificante servidora a comparación de la extrema popularidad que mi señor posee-hice una leve reverencia al decir aquello, deseando cortar mi lengua al referirme a el como mi señor pero me contuve- sin embargo no deseo cansar a su Alteza Real con relatos que quizás le parezcan insulsos y tan banales-lo miré directamente a los ojos, con los mios totalmente serenos a la espera de una reacción por su parte.
Deseaba saber qué opinaria el usurpador Montesco al saber que al final de cuentas si existía una supuesta heredera de la Familia Ashenbert, grandes partidiarios de los Capuletos y a los cuales no les pudo retirar su estatuto de nobles por el simple hecho de que ya estaban muertos y se hubiera acarriado muchas habladurías si lo hubiera realizado.





¡Oneechans!:

Firmas -^^-:





Mini-Vitanya

Vitanya
Barrios Bajos
Barrios Bajos

Dinero : 93
Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Hoja de personaje
Fuerza:
4/25  (4/25)
Inteligencia:
4/25  (4/25)
Agilidad:
5/25  (5/25)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Leartes Montesco el Lun Abr 02, 2012 12:03 am

El Conde no perdía de vista cada detalle que la bella rubia de tez blanca y ojos esperada expresaba con su lenguaje corporal, su escote tan bien pronunciado al juntar sus brazos, y sus pálidas mejillas sonrojarse tan inocentemente hacían más jugoso aquel gusto visual que el duque se daba al observarla de pies a cabeza, no estaba seguro si lo hacía apropósito o de manera accidental puesto a que más de una mujer había intentado seducirlo de maneras similares pero eran rechazadas con el frio e indiferente carácter de Leartes, pues pese a todo era alguien sereno y calculador, podía controlar con facilidad sus emociones solo desatándolas cuando fuera el momento necesario, ya sea para destruir…o en este caso para otros fines mas placenteros.

Los tratos gratos y especiales yo decido a quienes dárselos, no se preocupe por eso.

Indica con amabilidad pero a la vez sutil arrogancia en sus suaves pero firmes palabras llevando su copa de nuevo a sus labios dando otro sorbo a tan cara y exquisita bebida mientras escuchaba el nombre y la breve explicación sobre el pasado y destino fatídico de su familia donde como siempre los Montesco tuvieron algo que ver. Al parecer las cosas no salieron tan bien como debía ser, puesto a que empezaban a pulular sobrevivientes de los certeros golpes que había dado Leartes hace algunos años para subir al poder, darse cuenta de aquello se hizo enervar la sangre unos instantes engullendo algo mas de su bebía hasta terminarla y colocarla en la charola de un mesero que se acerco al ver que su majestad había terminado su trago. El Duque tomo otra copa ahora de champaña con su diestra y suelta un suspiro algo pesado, sin duda si quieres algo bien hecho tenias que hacerlo por ti mismo, esas palabras cruzaron uno segundos la mente del duque.

Es una pena lo ocurrido con su familia

Musita con tranquilidad haciendo alusión a que su anterior suspiro era por la triste historia que la bella Anya le acababa de contar y no por su decepción de que sus planes no salieron del todo bien.

Y Cierto, pocas cosas pasan en Neo Verona de las que yo ignore, por lo que estoy al tanto de su re aparición en la aristocracia de esta comunidad.

Expresa de nuevo con tranquilidad y sutil arrogancia imperialista da un paso hacia el frente mientras trasladaba su copa a su mano izquierda puesto a que con su diestra la lleva a palpar suavemente aquella bella y suave piel casi traslucida perteneciente a la mejilla de la bella rubia, provocando pequeños roses con sus yemas sobre su mejilla y pómulo en una leve caricia.

No es aburrido lo que me dice es mas lo encuentro interezante,Cuénteme mas sobre usted, que planes tiene para su futuro y de el linaje que ahora recae sobre vuestros hombros?

Pregunta mirándole de manera directa a sus ojos de ella apreciándolos ahora de mas cerca.

Leartes Montesco
Montesco
Montesco

Dinero : 4
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 01/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~La Bola Rosa

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:53 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.